Compras, Muay Thai, la extraña luz y Chiang Dao

El día de ayer lo aproveche para hacer una cuantas compras (pensaba que iba a necesitar una nueva bolsa, pero al final me las he arreglado con las dos mochilas). A pesar de que me llevo todo el día, y eso que en la guia Lonely Planet (vaya full de mapas) viene varios sitios interesantes.

Ya por la noche y aprovechando que los lunes había espectáculo de Muay Thai (deporte nacional en Thailandia). La verdad es que para ser un deporte bastante violento, tiene su parte solidaria, ya que una vez que el combate finalizar, el ganador se suele preocupar por el estado del contrincante si este ha quedado mal herido

Y mientras volvía hacia el hotel (en la otra parte de la ciudad), divise una extraña luz en el cielo. Esta era como una enorme bola de fuego que se iba desplazando e iba desapareciendo. Mi estado era de sobriedad cero, pero juro que la bola que vi era real.

Hoy por la mañana me he levantado pronto para ir a Chinag Dao, con la intención de subir al Doi Chiang Dao, para lo cual llevo preparándome varios meses, un monte de piedra caliza de unos 2100-2200 metros. Pero al llegar allí, he comprobado que el estado climatológico no era el ideal, había mucha niebla y mucha bruma, por lo que he desistido. La verdad es que me siento bastante defraudado, ya que era mi principal meta aquí en Thailandia y no he podido hacerla. No obstante, me resigno a no conseguir mi objetivo y por ello, la próxima vez que venga a este país lo subiré a la cima si o si.

PD: Escribo primeros las post datas que hoy hay muchas y luego siempre se me olvidan.

PD2: Si a Calor, Humedad y Ejercicio sumamos una Heineken (500ml) o una Singha (la cerveza típica de Thailandia) de 1l, obtenemos una borrachera descomunal. Vale cierto es que no suelo beber habitualmente. De hecho, había dejado de beber hasta hace no mucho. Lo siento Jamie (sabes que te aprecio mucho), pero las borracheras son enteras o no lo son, no hay medio-borracheras. Y si, ahora mismo estoy borracho XDDD

PD3: Aprovechando que ahora estamos borrachos y en este estado solemos ser sinceros, me voy a sincerar> Vine a Thailandia por dos motivos: había oído que era un país en el que se podían hacer grandes rutas de trekking y por las montanas karsticas del mar en el sureste de Thailandia.

PD4: Me dijo Raul que no me hiciese un tatuaje, no fuese a quedarme atrapado en una isla en la que suceden cosas extrañas (LOST). La verdad es que no me voy a hacer uno, sino dos XDDD. No, ahora en serio. A pesar de que me gustan mucho, de hecho tengo alguno diseño de un tatuaje tribal, no llevo ninguno debido a que a la madre que me parió no le gustan y le desagradan.

PD5: No se si se me olvida alguna PD.

Compras con sentido

Aprovechando que de momento no hay mucho que hacer por Chiang Mai, vamos a hablar sobre un tema que siempre que se va de vacaciones, tarde o temprano, suele ocurrir: me refiero a las compras, bien sea de recuerdos o de cosas que vamos a usar durante nuestra estancia. Bueno, en realidad estas practicas valen tanto para cuando estamos de vacaciones como cuando nos encontramos en nuestro propio barrio.

Lamentablemente cada vez son más los pequeños comercios los que deben cerrar sus puertas debido a que no puede hacer frente a la feroz competencia de multinacionales y/o empresas más grandes que ellas. Por ello, animo a realizar compras en este tipo de comercio, pues si bien el producto suele ser ligeramente más caro que en unos grandes almacenes o centro comercial, gracias a dicha compra estamos contribuyendo a que dicha persona, pueda mantener a su familia.

Ya pero resulta que la tienda de mi barrio tiene unos precios desorbitados en comparación con… Bien, en ese caso, deberás comprobar otras tiendas de tu entorno y comprobar sus precios. Si estos son inferiores a los de la tienda de tu barrio, estamos ante un caso claro de «enriquecimiento instantáneo», modo en el que llamo a este tipo de gentuza que tiende a aprovecharse de la buena fe de la gente. Normalmente, este tipo de comercio no suele durar mucho tiempo, ya que no somos tontos y enseguida cambiamos nuestras costumbres. Este tipo de comercio suele darse en lugares de mucho turista, ya que se aprovechan un poco de la oferta-demanda fijando los precios a su antojo.

En este caso, entra en juego el regateo (algo para lo que no sirvo). Para conseguir precios competitivos y más reales, basta con preguntar el precio y ofrecer un tercio, la mitad o el precio que consideremos tiene el mismo. Es muy importante mantenerse firmes, ya que si el vendedor esta interesado, al final nos venderá el producto al precio indicado por nosotros. En caso contrario, va siendo hora de buscarnos otro chiringuito. Pero ojo, hay tiendas en las que a pesar de que nos puedan hacer descuento no suele convenir solicitarlo, ya que se trata de gente honrada que normalmente vende productos de alta calidad y establecen un precio bastante justo.

Así que ya sabéis, la próxima vez que vayáis a comprar algo, pensad si no existe una tienda o persona más honrada que venda el mismo producto, aunque sea a un precio ligeramente superior, ya que con ello estaremos fomentando otro tipo de comercio, un comercio más justo (no confundir con el comercio justo, que eso es otra cosa).

PD: Como relaja entrar una tarde con viento… (creo que no es del sur, pero por allí seria del sur, ya que es calentorro) en un monasterio buda escuchando Trail of the Unwary de NEST junto al tintineo de las campanillas del templo.

PD2: Vaya colas que hay en el Muder King y en el McDonAShit, que por cierto son carísimos en comparación a la comida de aquí.

Chiang Rai

Alguno se pensara que ya me he vuelto de las antípodas o de por allí, o que me han raptado o peor aun, que me ha detenido o asesinado XDDD. Pero nada de eso. La cosa es que he estado durante dos días en Chiang Rai, una ciudad al norte de Thailandia y no había muchas formas de ponerse al día, por tener no he tenido ni cobertura de móvil (solo podía recibir llamada). Poco hay que comentar de Chiang Rai sobre todo motivado por mi corta estancia en ella.

El primer día llegue a eso de las 13:00 y tras descargar todo en el hotel (esta vez tocaba darse un lujo) comencé a buscar una guesthouse para realizar un par de actividades que tenia pensadas de antemano: un poco de trekking por las montanas y una visita al «triángulo de oro«, en realidad este abarca una mayor extensión, pero los thailandeses han decidido llamar asi a una zona en concreto, para explotarlo turísticamente y que es la unión de Myanmar (Birmania), Laos y Thailandia. Tras haber leído varias experiencias de gente que ha pasado por CR y a pesar de que no era mi primera baza (la primera fallo por no encontrar la casa al estar de obras en la zona), me decante por «Chat House».

Con ellos contrate una caminata por la selva y el monte de 1 día por la zona de las tribus para terminar en un spa. Bueno, eso es lo que te vende, por que a la hora de la verdad, todo se recude a una caminata de unas 5 horas, con la parada de la comida incluida, a través de un bosque frondoso y la parada en un poblado para almorzar, en una tribu donde la estafa al pringadete del turista esta muy al día. En cuanto a lo del spa, al final resulta que corre por tu cuenta. Resumiendo: una autentica estafa y 1500 B menos (bastante caro por cierto). Así que, como no me apetecía que me estafasen mas (según ellos debo tener en cuenta que no es una zona muy turística y que por ello deben aprovechar), y aprovechando que tenia un día como libre (sin hotel), pues me he decidido pasarme a Chiang Mai, no sin antes realizar mis primeras compras, entre las que incluyo varias de las inevitables baratijas así como otros artículos interesantes (hablare acerca de esto y mas en breve).

Por cierto, en cuanto a monumentos, pues mas de lo mismo (templos budistas por todos los lados), aparte del Wat Rong Khun, que sin duda es lo que mas ha merecido la pena de CR (y es una verdadera lastima, por que la zona tiene mucho de interesante, como por ejemplo una tienda de joyas semi preciosas con piezas únicas). De momento, es todo, en un par de días veré CM y os contare como van las cosas por aquí.

PD: Por fin llueve (… y sobre mojado) y como se agradece.

PD2: Si alguien se te acerca existen dos posibilidades: si la frase comienza con un «Hello my friend! Where are you going» Huye, se trata de un taxista, conductor de tuk-tuk que busca dinero fácil; en cambio si es un chico joven y simpático que quiere ayudarte a encontrar la zona a la que quieres ir, huye, a menos que quieres que te pongan el tercer ojo mirando a Japón (con todo el re(s)peto del mundo) [no, no le he probado ni lo probare, por si las moscas tigres].

Ayutthaya

Ayutthaya, antigua capital de Thailandia, se encuentra a unos 70-80 kilómetros de Krung Thep y esta situado en una isla de agua dulce. Lo que mas llama la atención de la ciudad, aparte del echo de estar rodeada de agua, es que muchos de sus monumentos fueron destruidos por los birmanos hacia 1776, dejando casi toda la ciudad destruida. No obstante, aun se pueden contemplar varias cosas interesantes como: un phag en bastante buen estado, tres chedi idénticas…

Para llegar a Ayutthaya, lo mejor es coger el tren, ya que aparte de ser barato no tarda demasiado en llegar: 1h30′, algo menos de lo que tarda un autobús o una furgoneta, otras dos opciones bastante económicas. Pero para viajar en tren, existen varias pegas: hay trenes de ciento en viento, a la ida sólo he tenido que esperar unos 20 minutos, pero a la vuelta me decían que tenia que esperar 2h y que el trayecto Bang Seu – Krung Thep es un tramo corto bastante lento, tanto que merece la pena acortar usando el metro, bastante caro por cierto en comparación con el tren o el autobús.

Para la vuelta, como no estaba dispuesto a esperar las dos horas que me decía el despachador de billetes, he decidido volver en autobús, pues a pesar de haberme dejado bastante lejos del hotel en Krung Thep, era el medio de locomoción que mas pronto salia de Ayutthaya.

Con el viaje de hoy, me quedo con dos cosas: la buena experiencia de visitar un lugar donde los turistas no abundan (por lo menos no tanto como en la capital) y donde a la gente, sobre todo a los niños, les hace mucha gracia (espero que sea gracia y no otra cosa) y te saludan constantemente con una sonrisa de oreja a oreja; y la segunda la mala experiencia de conocer a un pobre niño sin piernas que estaba pidiendo limosna cerca de las tres chedi.

Me había prometido a mi mismo no ser critico con los Thailandeses, por lo menos durante mi estancia aquí y por razones obvias, pero después de lo de hoy es como si me hubiesen pegado un puñetazo o una paliza en el pecho. Así que a pesar de que me estoy metiendo en un lío y lo que ahora voy a hacer es ilegal (por lo menos aquí): menos dinero en vallas publicitarias del rey y la reina, menos monumentos para estos dos personajes y mas dinero para las cosas que realmente valen la pena.

Durante todo el viaje de vuelta, he venido dando le vueltas al coco y me he dado cuenta, que si en un principio pensaba que lo mejor para el pobre crío era no sacarle una foto, a lo mejor si que hubiese sido una buena idea haberlo echo.

PD: Si alguna vez venís a Thailandia, coged los taxis azules. He tenido muy buenas experiencias con ellos, no así con los taxis de otros colores que intenta llevarte a clubs de «masaje» y te intentan engañar aumentando los precios y diciendo que no tienen cambios, hay que joderse.

PD2: Menos gasto militar y más gasto social.

Conociendo Krung Thep

Ayer y hoy los he aprovechado para conocer varios puntos de Krung Thep. Ayer, estuvo visitando los puntos «fuerte» y mas turísticos de la ciudad: estoy hablando de los monumentos mas famosos que se pueden encontrar por estos lares: El Gran Palacio, el Wat Pho y el Wat Arum entre otros monumentos menos conocidos. A la tarde en cambio, y como previamente me había informado de donde podía encontrar material del bueno, me fui al centro comercial que esta junto al monumento a la Victoria a la tienda Triple Six. El encuentro fue divertido, ya que la gente que estaba en la tienda era muy muy maja (a pesar de haberme desplumado un poco con los CDs) ya que estuvimos charlando durante el resto del día acerca de muchas y muy interesantes cosas: música, costumbres de Thai…

Volvía para el hotel (bueno, en realidad es una guest house), cuando me empecé a dar cuenta que estaba cansado, sudado hasta el culo (literal) y con un problema bastante serio y que a muchos nos puede pasar cuando hace calor pero que por no querer ser desagradable, paso de comentar, y nada mas llegar al hotel y tras la correspondiente ducha, caí rendido sin ni siquiera haber cenado.

Hoy el día ha amanecido con un sol radiante que hacia presagiar un día como el de ayer. A las 7:00 toque de queda y a comenzar. Tocaba irse hasta el Monte de Oro, a unos 1.5 – 2 Km de distancia desde el hotel. A pesar de que intento des acelerar mi paso y a pesar del calorazo que hace, enseguida vuelvo a ponerme como una moto y acabo sudando en exceso. Tras haber visitado otro pequeño templo cerca del monte, me he decido a ir a Chinatown y Phakurat (el barrio Indú). Es posible que esta parte de la ciudad sea la mas estresante ya que entre las callejuelas llenas de bazares y el trafico, uno puede volverse loco. A pesar, de ser zonas contiguas, uno se da cuenta muy pronto cuando pasa de una zona a otra, ya que apenas se ve hindúes en la zona china y viceversa. Otra de las cosas que me ha llamado mucho la atención era los pocos extranjeros que había en la zona, mas teniendo en cuenta que en todas las guias suelen recomendar visitar la zona.

La vuelta al hotel, a mediodía, ha sido bastante dura ya que el calor me estaba matando y los calambres en las piernas me impedían dar tres pasos seguidos. Aun así, y tras darme una ducha, he decidido ir a la zona comercial, con inmensos e interminables centros comerciales llenos de tiendas donde las copias y los artículos originales compiten codo a codo.

De momento, eso es todo. Las fotos tendrán que espera puesto que pasar los 3.82 Gb que llevo en formato RAW a JPEG requieren su tiempo pues el PC de aquí son un poco patatas.

PD: Lo siento mucho por las faltas de ortografía, pero aquí no encuentro la tecla del acento y algunas palabras se me olvidan de corregir con un traductor.

PD2: Afortunadamente, no todos los tópicos acerca de Thai son ciertos (los dejo para que los descubráis vosotros), eso si por aquí hay mucho «amigo» (gente que intenta aprovecharse de uno).

Thailandia 2008: Comienza la aventura

Son las 19:00 de la tarde aquí en Krung Thep, mas conocido como Bangkok, capital de Thailandia. El día de ayer-hoy ha sido muy duro, ya que me he tirado mas de 24 entre aeropuertos y aviones.

Lo mas duro, fue el día de ayer, que tuve que estar mas de 10 horas en Madrid (eso me pasa por dejar todo para ultima hora). A esto hay que sumar el hecho de que el avión hacia Heathrow salio con retraso y llegue bastante justo al enlace Londres-Krung Thep, pensando que incluso lo podía haber perdido de haberse demorado cinco minutos el vuelo anterior.

Pero bueno, tras una montón de horas en el avión, la primera vez que monto en un Jumbo (Boeing 747), hoy hacia las 15:00 hora local hemos tomado tierra en «La tierra de la sonrisa«, tal y como reza una anuncio que te recibe al llegar al aeropuerto.

Tras pasar por la aduana, te sacan una foto y todo para tenerte fichao XDDD, tocaba otra odisea: esquivar a las personas que te ofrecen taxis, limusinas… Lo mejor del todo, es cogerse el autobús express que por 150 Bahts (moneda oficial de Thailandia y al cambio unos 3 E, no tengo la tecla del leuro) te lleva a la ciudad. Para cogerlo, solo hay que seguir la señal de Airport Express – Public Bus, que nos guiara a la planta mas baja del aeropuerto.

Aun es pronto para emitir un veredicto, pero he de decir que Krung Thep me ha sorprendido bastante, puesto que me ha parecido muy occidental, leva de edificios enormes, modernos, en construcción, abandonados justo antes de ser acabados…

Me he alojado cerca de Khaosan Road, lugar de «residencia» de los mochilero aquí en Krung Thep, en un albergue algo barato pero que esta bastante bien, incluso hay aire acondicionado.

De momento, esto es todo, ya que la aventura acaba de comenzar. Ahora toca buscar un lugar para cenar y luego a la cama que llevo sin pegar ojo desde ayer a las 5:00 de alli, para comenzar mañana a la mañana a recorrer sitios.

Seguro de viaje

Todos deseamos que nuestros viajes y/o vacaciones transcurran lo mejor posible, aún así, a veces, por causas ajenas o no tan ajenas, la cosa puede torcerse y convertirse en un auténtico calvario. Por ello recomiendo que contratéis un seguro de viaje.

En el mercado hay miles y miles de seguros específicos para viajes. Dependiendo de nuestras necesidades, deberemos contratar un seguro de viaje general o uno más específico que se adecue más a nuestras necesidades.

A la hora de contratar una póliza, debemos fijarnos bien en que es lo que realmente cubre el seguro y que no. Muchas veces, por ahorrarnos unos pocos eurillos, estamos renunciando a un seguro cuyas coberturas son mejores. Por ello hago incapie en la importancia de elegir un buen seguro con buenas coberturas: gastos médicos; indemnizaciones ante robos, perdida de equipaje o retrasos..; cancelación…

De entre todas las compañías que he consultado, me quedo con tres: World Nomads, Mapfre e Intermundial.

World Nomads nos ofrece una tarifa muy muy asequible que cubre bastantes cosas pero que a la hora de la verdad se nos puede quedar corto. Es ideal para aquellas personas que van a viajar a un lugar con pocos riesgos o como suplemento a otras pólizas.

Mapfre, ofrece una póliza modificable y muy adaptable en cuanto a coberturas, pero a costa de pagar un alto precio por él.. Es ideal para aquellos que desean modificar la póliza a su gusto, cubriendo distintas necesidades, y que no desean escatimar gastos en su contratación.

Y sin lugar a duda, la mejor de las tres opciones es la de Intermundial. Con una cobertura bastante buena a un precio bastante interesante, si bien hecho en falta una mayor flexibilidad a la hora de escoger la duración de las coberturas (predefinidas a 8, 15 y 30 días)

Al final la decisión es de cada cual, pero yo lo tengo claro: con la salud no se juega y más vale prevenir que lamentar.

Preparando la aventura: Primera parte

Antes de viajar a cualquier lugar suele ser conveniente informarnos correctamente sobre el país, región, ciudad… al que vamos a viajar, sobre todo para evitar susto de última hora.

Una de las cosas más importantes, suele ser comprobar el estado político de la zona. Cuando más inestable es una región-país, menos aconsejable es visitarla. En caso de duda, es mejor solicitar información a la entidad pública correspondiente.

Muy importante también es saber que documentación vamos a necesitar para poder entrar como turistas. Dependiendo del país de origen, así como del país de destino, las necesidades serán diferentes.

En alguno lugares nos solicitarán un visado, lo cual nos obliga a ponernos en contacto con la embajada o el consulado de dicho país, en caso de no existir, será conveniente ponernos en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y solicitar la información correspondiente.

También es importante saber, que varios países «venden» visados en sus entradas con el consecuente ahorro de tiempo en tramites y a veces incluso de monetario, que esto puede suponer. Normalmente, los únicos requisitos que debemos cumplir, suelen ser: viajar con un pasaporte válido para todo el periodo que solicitemos, varias fotos tamaño carné, en alguno países, los propios funcionarios son los que nos sacan las fotos por un módico precio; así como una tarjeta de crédito (Mastercard, Visa, American Express…). En este último punto es muy importante recordar, que la tarjeta debe ser de crédito y no de débito.

En la mayoría de países «turísticos» y en muchos otros con los que existen convenios, el único documento necesario para entrar, será una tarjeta de turista, que nos dará la opción de permanecer en el país durante un tiempo determinado, normalmente un periodo que transcurre entre los 15 días y los 3 meses. Dicha tarjeta, suele tener un coste bajo, que normalmente suele ser abonado al entregar la tarjeta en la aduana o a la hora de salir del país.

En caso de duda sobre el tipo de documentación necesario, lo mejor es contactar con MAE ya que ellos nos informarán de la forma más correcta.

No menos importante es saber que tipo de condición sanitaria y climatológica vamos a encontrarnos. En las zonas turísticas, normalmente, no suele haber problemas sanitarios, no obstante, si vamos a viajar a alguna región no tan turística o en caso de duda, lo mejor es consultar en la página del Ministerio de Sanidad y Consumo o en la OMS en el que encontraremos toda la información necesaria sobre el estado sanitario del país, vacunaciones, peligros sanitarios, así como consejos varios.

No menos importante es consultar la climatología, ya que aparte de ayudarnos a preparar la maleta, nos puede ahorrar algún que otro susto en forma de huracán, monzón, incendio…

Bienvenidos

A este nuevo blog que tratará sobre las aventuras y las desventuras de un mochilero novel.

La historia comienza a mediados-finales del 2007, cuando el que en estas lineas escribe decide que ya está bien de pasar las vacaciones acogiéndose a la formula del todo incluido. Tras pasar meses y meses leyendo experiencias de varias personas, decide que es el momento de probar algo completamente nuevo: viajar de mochilero.

Muchas son las personas, y cada día más, que deciden viajar de este modo, sobre todo por los beneficios que tiene, por citar varios: vas a tu bola ya que no dependes de nadie y vives situaciones que de otra manera no conocerías. Pero no adelantemos acontecimientos.

Durante las próximas semanas, os iré poniendo al día con mi primer proyecto: los preparativos, consejos, necesidades básicas…

Un saludo y espero os guste.

Publicada el
Categorizado como Viajando

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar