From Lao PDR with hot

ສະບາຍດີ (sába̖ai-di̖i) desde LuangPrabang.

Ahora que llueve y hay poca cosa que hacer, me pongo al día contándoos las aventuras y desventuras desde (este) lao del planeta.

La aventura comenzo el sábado a la tarde, cuando cogí el avión que llevo a Madrid (menudo viajecito que nos dio el piloto) para tras pernoctar la noche en un hostal de Barajas (menudo ruido con los aviones que despegaban y el pub que había debajo de mi habitación) coger el avión que me llevaría desde Madrid a Bangkok (Thailandia) haciendo escala en Doha (Qatar). Como anecdota, os cuento que desde Bilbo a Doha, he tenido la oportunidad de compartir mejores o peores momentos con: el presentador mature altera jovencitas Jorge Fernandez, el actor Iban Garate (otro que las altera), el ppero zas (en toda la) plana y el portero del Athletic Gorka Iraizoz (no, no hay documentos graficos ni firmas de ninguno de ellos, así que os tendréis que conformar con lo que os cuento.

Pero volvamos a lo mas importante: el viaje. Tras 14 horas, por fin estaba en Bangkok. Eran las 7:25 y tenia que darme prisa ya que el avión que me tenia que llevar a Luangprabang, salia a las 10:40 y el año pasado me tuve que esperar cerca de una hora para poder conseguir entrar en Thailandia; así que había que llegar de los primeros. Y tanta prisa para nada, ya que en apenas 15 minutos estaba listo.

Recogí mi mochila y me fui directo al mostrador de Lao Airlines, para facturar la mochila y esperar a que llegase la hora de salir. Como antes de las 10:50, hora oficial de salida, estábamos todos los viajeros (es triste decirlo, pero la tripulación era superior al pasaje, 4-5 de tripulación – 2 de pasaje) pues salimos antes hacia Luangprabang. Del vuelo, hay una par de cosas interesantes, pero mejor os esperáis a las fotos, en breve a través de Flickr.

Una vez en tierra, tocaba pasarse por las ventanillas de inmigración para primero obtener el visado (35 USD) y después conseguir ser admitido en Lao PDR. Si habéis leído bien, República Popular Democrática de Lao, vamos, que son comunistas. Cinco minutos mas tarde, ya estaba fuera y en camino al guesthouse.

La primera impresión que me lleve al llegar al pueblo, fue un poco de desilusión, ya que cruzas cualquier calle o doblas cualquier esquina y te encuentras con un falang en chancletas (deporte nacional) dándose un paseo. A parte de eso, después de haber leído tanto y tanto acerca de Luangprabang, me esperaba un pueblo mas tranquilo y relajado, pero sus veintumuchos mil habitantes parecen muchos mas de los que en realidad son.

Entre ayer y hoy, me he recorrido varios de los templos que hay a ambos lados del Mekong (no entiendo como los niños puede bañarse en éel, si está llenito de mierda). Para haceros una idea: templos budistas un poco descuidados, pero con ciertas singularidades que no se encuentran en otros lados. Y para mañana he dejado, varios pueblos y varias cataratas (al parecer impresionantes) en un radio de 32 km alrededor de Luangprabang.

PD: espero poder empezar a subir las fotos, por lo menos las seleccionadas, a partir de mañana.

PD2: Que calor hace y eso que estamos a 700 metros de altura.

PD3: Pupa en la tripita. No se si es algo que he comido y que me a sentado mal o es por la paliza que me he dado hoy a pie.

PD4: Joder que se me olvidaba: menuda movida para poder escribir en el blog, parece que por aquí el tema de las DNS no funciona todo lo bien que debiera.